Tuesday, July 25, 2006

Pan con mortadela

Durante mi infancia casi no comimos jamón en casa. La crisis, la situación económica no daba para mucho. Fue esa crisis del 82 la que nos arrastró como después lo hizo la del 94. Pertenezco no a la generación X, sino a la generación de los niños en crisis económica. Eso marca más que cualquier indiferencia o uso de la tecnología. Y pensaba que pobre del Chavo del 8, que seguro estaba igual que nosotros porque siempre quería su torta de jamón.
A falta de jamón, entonces, mamá lo compraba sólo en contada ocasiones, al pan le poníamos unas rodajas gruesas de mortadela. Era mucho más barata y en casa, la de la marca Ponderosa, era la reina y señora de las carnes frías en el congelador. Durante mucho tiempo comí mortadela ponderosa y hasta recuerdo el comercial que decían: "A todo lo que hagas ponde, pode ponderosa". Era una cortinilla bastante pegajosa.
Y cuando había para jamón... ese día relegábamos a la siempre tan servicial mortadela. Le hacíamos el feo. Untábamos pan con bastantita mayonesa. Le poníamos aguacate y el tricolor chile, tomate y cebolla y nos dábamos un festín con lonches, emparedados o sandwiches de jamón, como se le quiera llamar. Después, a mitad de semana el jamón había desaparecido. Incluso hoy no dura mucho tiempo en el refrigerador.
No recuerdo cuándo dejamos de comer mortadela y seguro hace años que no aparece en los gabinetes del refrigerador de la casa. Pero ahorita se me antojó mucho un pan con mortadela y un poco de mayonesa. Tal vez es sólo que tengo hambre. Y como aparentemente no hay crisis en el camino, deberé de comprarla por gusto y no por necesidad, que es como siempre sabe mejor.

5 comments:

Daniel Eduardo said...

Qué extraño. Es de tus textos más sencillos y, sin embargo, es uno con el que me identifico mucho.

Un abrazo, D

Andromeda said...

Como diría el Chavo del 8: "eso, eso, eso"... Precisamente lo más bello de la vida es lo que uno escoge, no lo que es impuesto... Salú y gusto de conocer tu blog.

Nos leemos

Alma Ramírez said...

si, la mortadela fue de mis embutidos favoritos hasta que me contaron de qué estaba hecha...es una lástima que entre más vieja me hago, más escrupulosa...quién me manda ver televisión cultural en vez de Bailando por la boda de mis sueños, jaja. Va un abrazo grande Toño

Ivan said...

Creo que tienes talento y me gustaria leer algo tuyo. ¿Que me recomiendas para empezar?

Ivan said...
This comment has been removed by a blog administrator.