Thursday, May 15, 2008

Voy a cumplir años estos días. Esta semana que viene. Descubro que muchas de las cosas que antes me interesaban, ya no me interesan. Es como estar en el cambio de piel, pero aún no alcanzo a distinguir de qué será está nueva piel, si más resistente, más anfibia o de mamífero nuevo, o de ave. Este proceso lleva ya, varios meses. Y yo me resisto a mi antigua piel, me aferro a ella, a no sentir el frío, a no quedarme desnudo. Tal vez no reconozca ni me gusten mis nuevas escamas, pero es un hecho que las viejas son un lastre, pero ¡son con las que he vivido tanto tiempo! Sólo veo a los otros irse directo a su perdición o su aparente éxito.
Y yo, bueno, ya.
Ah, ya otro cumpleaños.
Y me acerco a él con toda la abulia posible. Insospechada.

3 comments:

I.Trejo said...

Felicies 43 mi querido Toño jeje

un abrazote

blanca figueroa said...

¡¡Felicidades!!

Jo said...

Bueno, siempre lo nuevo nos da miedo, no sé por qué. Yo veo los cumpleaños como un renacer, una oportunidad justa para cambiar de piel y dejar atrás eso que nos detiene. Sin duda, no hay que olvidar el pasado, de ahí venimos y nos hace ser lo que somos, pero no hay que estancarse. Se trata de aprender y seguir. Aunque tarde, espero que tus nuevas escamas de hayan sentado bien. Acéptalas.