Thursday, September 02, 2004

El caso de Ninnet

Leo y releo las notas de periódico de apoyo a Ninett Torres, becaria destronada de la beca del Centro Mexicano de Escritores. Leo que Ninett tiene 22 años y está embarazada y que en un acto de infinita crueldad Martha Domínguez le quitó la beca que con justa calidad literaria había ganado. Como si fuera una pesadilla de la que se despierta sólo para entrar a una pesadilla peor, Ninett (ahora ya convertida en personaje y no en una joven escritora oaxaqueña avecindada en el distrito federal y con siete ¿? meses de embarazo) va con Carlos Montemayor, uno de los dos tutores juntos del centro -el otro es nuestro decano poeta Alí Chumacero- y le cuenta el problema con Martha. Ahí se entera que Carlos apoya decididamente a la secretaria del Centro.
¿Cómo fue que llegamos a esto? No lo sé. No tengo la menor duda de que Martha Domínguez es la persona más extricta en cuanto a las faltas en el CME. Si faltabas alguna vez, y no avisabas, ella estaba entre sorprendida y molesta. Imagino que no lograba comprender cómo era que algún joven faltara a las sesiones del prestigioso centro. Martha es como el ángel con la espada a las puertas del Edén en esa casa en la colonia Villa de Cortés. A la siguiente semana, el becario faltante, tenía que ir con ella y lo primero que Martha le decía era: "Te descontaremos la falta de tu mensualidad ." Así las cosas, bajabas de su oficina y te ibas a arrellanar a la sala donde siempre está el café listo, a sentarte en esos sillones con los otros becarios y a platicar mientras Alí y Carlos Montemayor llegaban. Después salías y te encaminabas al metro o a tu coche y muchas veces a seguirla en una cantina o en un bar.
Los días en la beca del Centro Mexicano de Escritores son muy buenos. Alí Chumacero una vez al año te invita a cenar. Hay una comida formal de bienvenida con los tutores y miembros del consejo en un restaurante que Martha se encarga de seleccionar cuidadosamente (el prestigio del centro siempre está en juego). Luego, en la primer sesión, hay un brindis, otro cuando te vas de vacaciones por un mes y uno más al finalizar las sesiones.
En las paredes están las fotografías de Margaritte Sheed y de Alfonso Reyes. Rulfo, Fuentes, Arreola y demás descansan en el rellano de las escaleras. En una pared en el segundo piso, Martha coloca las fotos de todos los becarios que han muerto. Pero lo mejor es el tallereo, escuchar a Alí, a Carlos Montemayor y a los otros becarios. Con un sistema aguerrido de entregas, terminas o terminas tu proyecto que siempre crece bajo esas buenas guías.
Luego, cuando se acaba la beca, es un día más feliz. Finalmente ese viaje que fue el Centro Mexicano de Escritores termina y estas listo para lo que sigue que no es otra cosa más que seguir escribiendo.
¿Cómo es que hemos llegado a esto, me pregunto al leer el caso de Ninett Torres? No lo sé. Me consta que no hay una cláusula que impida a las mujeres embarazadas participar. Me consta que en ninguna parte del contrato que firmas se especula ni por asomo tremenda barbaridad. Es una lástima entonces, que con la misma meticulosidad con la que se hace todo en el Centro Mexicano, se haya manchado la reputación del mismo. Pero también es una lástima que en esta cruzada justa de Ninet Torres ambos queden marcados: ella, la escritora, que seguro estoy, publicará buenos libros y logrará todo eso por lo que pidió la beca; pero siempre será la rechazada del CME y el CME, mientras siga y debe de seguir, cuando se haga una revisión histórica de su increíble aporte a la literatura mexicana, quedará ahí, entre su yelmo, esa mancha opaca del caso Ninett Torres.
Lo peor es que es una mancha que pudo se evitada. Lo peor es que esos días buenos de Ninett en un Centro Mexicano alterno, habrían sido buenos, con tallereos, esperas, cobrar el cheque y salir a gastarlo con el placer que da gastar el dinero gracias a lo que te gusta hacer.

2 comments:

dezg said...

Pues que puedo decir...tuve que inscribirme a esta cosa para poder comentar algo.

Pues me sorpendio la noticia. Busque en internet noticias al respecto, ultimamente he estado muy ocupado y no he podido leer el periódico, y me enteré de lo que le hicieron a esa chava. Y que mejor referencia para mi sentir, que estas palabras de ese famoso saltillense, llamado Armando Fuentes Aguirre "Catón"
Cito: "Pero es increíble que eso suceda en un centro de intelectuales, de gente de libros, de personas en quienes el entendimiento se da por entendido y a las que se supone poseedoras de talento y sensibilidad."

Creo que ese párrafo describe mi sentir.

Lo bueno: La chava esta agarrando fama y fuerza, se que con eso no se come, pero no faltará quien le tienda la mano, para que Ninett nos pueda demostrar el porque es escritora con talento.

Y ya que estan leyendo esto, visiten
dezg.blogspot.com


DS

Anonymous said...

Hello, as you may already found I am fresh here.
I will be happy to get any assistance at the start.
Thanks and good luck everyone! ;)