Thursday, April 05, 2007

La caridad de las hermanas

Yo, a dieta.
Pero mis hermanas me rodean. Se sienta una de un lado, la otra se queda en la puerta del cuarto.
-Andale, compranos nieve.
-Andale, o yogurt de nieve, esa no engorda.
Y yo me niego rotundamente. Voy tan bien, que no quiero salir de mi inercia.
-O de perdido compranos bollos de galletas marías.
Rebobino.
¿Bollos de galletas marías?
-Sí -dice una-, muelen la galleta maría, la revuelven con leche descremada y lechera, le ponen gotas de limón y las ponen a congelar... nombre, saben con ganas.
Yo: salivo.
Bollos de galletas marías. Al final, sólo del coraje, no les compro nada. Pero he de decir: bollos con leche maría... ¡deliciosos!

3 comments:

odagledsozavacordnajela said...

se me antojó, dile a tus hermanas que no hagan esas maldades de antojar a alguien que se prohibe esos placeres del paladar

caray! tengo antojo!!!

blanca figueroa said...

Sí, se oye muy bueno eso de los bollos maría, también se me antojó.

akamu said...

sssssssssssss eso de los bollos maríagamesamequiereconquistar no me los sabía... pasa la dirección del lugar donde los compran