Wednesday, December 12, 2007

No viaje

En esta temporada los amigos viajan. Yo no. En esta temporada la gente anda desesperada con las compras navideñas. Yo no. Tengo casi cinco meses sin escribir y eso me altera. Me incomoda. Me pone de mal humor, como si en estos meses sólo estuviera perdiendo el tiempo. Tienes que dejar de escribir, me dijeron unos amigos hace rato, para que te encuentres con otro lenguaje. Lee, me aconsejaron. Pero tampoco tengo ganas de leer. Claro, en estos meses he leído: La muerte de Artemio Cruz, Gringo Viejo, Niño Rico, Niño Listo, Historias de éxito, La llave de Sarah, Corazones ensangrentados, Itinerario de una pasión, los amores de mi general; Columbus, La montaña de las mariposas, El arte en la ejecución de los negocios y no una vez, sino hasta tres veces cada uno, pero eso no tiene chiste. Y si bien he aprendido cuestiones estilísticas de cada uno de los autores de estos libros, no es lo mismo. Es como si sintiera que se me viene en la vida unos meses de completa inmovilidad aunque claro, siga e intente moverme. Es como un stop a fuerzas. No tengo ganas de ver a los amigos, no les escribo correos como solía hacerlo antes, ya no ando buscando restaurantes buenos para comer ni siquiera ando buscando chambitas de free lance como antes. (bueno, me recomendaron para un escribir un libro sobre muebles contemporáneos) Estoy en stand by. No viaje. No cosas nuevas. Al menos tengo que escribirlo. Sí me desespera no ponerme a escribir, quiero hacerlo pero algo me lo impide. Dice Pessoa en el Libro de la incertidumbre algo así como: soy en buena medida lo que escribo, en cada punto y coma me visto". Ando desnudo, pienso entonces. Desnudo de comas, de puntos, de historias. Sólo traigo la mirada extraviada y aburrida del sobrio.

1 comment:

Anonymous said...

Pero aclara porqué leíste Niño Rico y esas cosas, o nos vamos a quedar con una mala impresión XD

yo